8 Claves de una Relación de Pareja Duradera

Siglo XXI, el 90% de las personas que se encuentran en una relación de pareja terminan para empezar con otra. La mayoría de los mensajes que llegan a mis bandejas en las redes sociales giran en torno a este tema y a demás alrededor del 70% de la actividad en las redes sociales también está relacionada directa o indirectamente con el noviazgo o con la relación de pareja. En México, según estadísticas de la INEGI en el 2010, en México D.F., 94 de cada 100 mujeres ya habían tenido al menos una relación de noviazgo a los 15 años. A demás, las parejas duran en los siguientes porcentajes de tiempo: 20.6% (menos de 1 año), 27.2% (entre 1 y 2 años), 19% (entre 3 y 4 años) y sólo 14% (de 5 años o más). Eso quiere decir que aparentemente, sólo 10 a 15 personas entre cada 100 llegan a tener una relación de pareja significativa.

“Ama como quieras que te amen.” —Soy Bazil

8 claves de una relación de pareja duradera

8 Claves de una Relación de Pareja Duradera

 

  1. Comprensión: la cultura popular dice “A las mujeres no hay que entenderlas sólo hay que amarlas” y la realidad es que esta frase popular se olvida de algo muy importante, parte de la química emocional entre 2 personas se encuentra en la empatía y la empatía es precisamente lograr ponerse en los zapatos del otro. Aunque no siempre se pueda por completo, comprender es escuchar, es identificarse y ver la situación justamente desde el angulo que la ve el otro. Sin comprensión hay pocas posibilidades para el perdón y la compasión, cuando se trata de una situación complicada.
  2. Comunicación: las sabias palabras de un viejo amigo: “Siempre lo he dicho, no hay mejor relación de pareja que aquella, que logran llegar a arreglos y acuerdos más rápido.” Y cuánta razón tiene, madurez es poder platicar las cosas hasta llegar a acuerdos mutuos, con eso se disminuyen las tensiones y se reducen las discusiones. El problema es que alguien siempre tendrá que ceder en este tipo de acuerdos y ahí es donde crecen las diferencias.
  3. Apoyo y Actitud: el apoyo no es dar una palmadita en la espalda y decir “creo en ti”, el apoyo es tener una actitud y acciones que le demuestren a la otra persona que estás con ella aún a pesar de cualquier circunstancia. Apoyo también significa servir, es decir, no se trata de ¿qué es lo que va a darme esa persona? sino ¿qué es lo que puedo yo dar o aportar? Muchas personas entran en relación pidiendo en vez de pensando qué es lo que pueden ofrecer.
  4. Compromiso: el compromiso es una de las 3 bases de una relación duradera. Sternberg uno de los genios de la psicología, hablaba de que una relación necesita al menos 3 elementos para funcionar correctamente: intimidad, afecto y compromiso. La intimidad no necesariamente tiene que ser física sino puede ser emocional, el afecto está asociado con el romance y las emociones, y el compromiso con el principio de mantenerse a pesar de las dificultades. El problema principal, -lo he escrito en otros artículos- en las relaciones modernas, es la falta del compromiso. Mucha gente se queja de que no “se sienten bien” o “no se sienten amadas” o “no funciona” sin darse cuenta de que lo que pone a andar todas las demás cosas es el compromiso.
  5. Perdón: no hay relación en la que no existan problemas, discusiones o tensiones, es natural. Sin embargo, cuando no existe perdón, se empiezan a acumular rencores y venganzas, volviendo la relación enfermiza y una lucha de poderes. Una relación no puede soportar este tipo de tensiones porque termina por quebrarse. El perdón siempre debe ir por delante del orgullo.
  6. Respeto e inteligencia emocional: a muchas personas no nos educan para expresar las emociones adecuadamente, especialmente a los hombres. A la mujer se le tiene en una imagen de “sensible” y al hombre una imagen de “macho alfa”. Estos estereotipos forman ciertas conductas que afectan las relaciones, como la incapacidad para expresar sentimientos que se consideran negativos, como el dolor, la tristeza, el enojo, etc. Hay que aprender a decir las cosas sin herir, pero haciendo ver lo que uno siente. A demás, es importante tomar en cuenta el punto de vista del otro porque el otro se puede sentir atacado o herida en sus creencias y valores.
  7. Fidelidad: no se imaginan la cantidad de divorcios y la cantidad de relaciones que terminan porque uno de los miembros “puso los cuernos”. Yo sé que es muy fácil olvidarse de los principios cuando entra en la tentación pero es más importante hacer valer esos principios y a demás cuidar a la pareja. A demás la fidelidad no sólo tiene que ver en la cuestión de “poner los cuernos” sino en el sentido de cumplir promesas. Mucha gente promete cosas a su pareja que jamás cumple y eso afecta profundamente la confianza.
  8. Confianza: se trata de ser transparente, de cumplir lo que uno dice y de la honestidad, pero la confianza se construye básicamente a partir de que tus palabras y tus acciones sean congruentes. No puedes decir una cosa y hacer otra y después esperar que se confíe en ti. Si quieres una relación de pareja que dure, entonces debes de pensar, hablar y actuar de una misma manera. Las relaciones amorosas que más desgaste sufren, son en las que no hay un vínculo de confianza.

Otros artículos que también pueden complementar tu relación de pareja:

Referencia:

  • Gray, John (2010) Los Hombres son de Marte y las Mujeres son de Venus, México, Editorial Ocean Express, pp. 324

8 Claves de una Relación de Pareja Duradera *Todos los Derechos Reservados* Toma tus Notas 2014

Comments
  • helen zuñiga
    Reply

    me parece increible

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search