9 Problemas Sociales que atacan a los Jóvenes

A veces no somos conscientes de los problemas sociales que genera la mercadotecnia, la publicidad y nuestros estilos de vida. Puede que muchos padres de familia noten estos problemas pero no logran identificar las raíces o puede que simplemente los ignoren. Alguna vez escuché que los futuros líderes de nuestros país son los jóvenes universitarios, pero no sólo el liderazgo es importante, sino quienes conforman la sociedad y los legados del futuro, y esos somos los jóvenes de hoy.

¿Qué son los problemas sociales?

qué son los problemas sociales

Todos los factores que de alguna manera tienen influencia dentro de un contexto específico, por ejemplo, el hogar, la escuela, el parque, etc. pero que involucran personas e interacciones entre sí para finalmente dar como resultado una consecuencia negativa. Los problemas sociales no siempre están relacionados a la misma raíz u origen, dependiendo de su naturaleza, los problemas sociales pueden tener raíces económicas, familiares, emocionales, mercadológicas, políticas, militares, culturales, etc. A fin de cuentas, al detectar un problema se debe trabajar desde la raíz para que este pueda ser eliminado por completo. Por ejemplo, no es lo mismo combatir los secuestros aumentando las penas por el crimen, a combatirlo por medio de campañas publicitarias que promuevan los valores desde niños.

9 Problemas Sociales que Atacan a los Jóvenes

  1. Problemas alimenticios y obesidad: esto se debe a la falta de cultura en las familias para hacer deporte o actividades físicas. Los jóvenes, desde niños están acostumbrados a ver largas horas de televisión, jugar vídeo juegos y pasar horas sentados frente a un teléfono mientras comen. A demás, a esto, sumemos que no se les educa en las comidas y bebidas que deben de consumir, así es que toman en exceso bebidas con azúcar, comen muchas comidas ricas en grasas saturadas y abusan de las harinas blancas.
  2. Materialismo y superficialidad: en las familias acostumbran a educar a sus hijos en que todo debe girar en torno al dinero, al éxito en una profesión, a tener un título, a tener una posición social, etc. Y aunque muchas de estas cosas no son malas con moderación, no se les inculca que los valores más importantes, como el perdonar, la familia, los amigos y la honestidad entre muchos otros.
  3. Sexualidad excesiva: no sólo en la publicidad que se ve explícita en los canales de televisión, en las películas y en el internet, sino a demás, se les da acceso a un contenido sexual adictivo como lo es la pornografía a sólo un click de distancia o a sólo un canal de distancia. La realidad es que esto arruina la perspectiva, la mente y la identidad del joven, a final de cuentas, también los vuelve inestables en cuanto a sus relaciones y trae otros problemas como la baja autoestima, la soledad, etc.
  4. Hedonismo inherente: para los que no saben, el hedonismo es el principio de la auto satisfacción, del placer inmediato, de no esperar por nada, simplemente vivir el deseo, satisfacer el capricho instantáneo, disfrutar el momento. Nos acostumbran a que todo lo podemos tener cuando queramos, cuando queramos, en el momento que lo queramos sin esperar por nada. Esto hace que los jóvenes se vuelvan impulsivos, impacientes, arrogantes y caprichosos, a demás, induce a vicios y excesos como el alcohol, las drogas, el cigarro, etc.
  5. Familias disfuncionales: debido a la alta incidencia de embarazos antes del matrimonio o embarazos prematuros, las parejas no logran consolidar una relación estable y formal, donde el niño logre nacer en un núcleo familiar, esto, a lo largo de su vida trae problemas de sentimientos de abandono, falta de valores, falta de identidad, y demás, puede provocar altos indices de criminalidad, suicidio, depresión, vidas de excesos, entre muchas otras cosas. Sumando a esto la alta tasa de divorcios que hay, los jóvenes quedan excluidos de un núcleo familiar sano.
  6. Falta de trabajo: hoy en día los jóvenes, especialmente en Latino América también tienen problemas laborales, debido a la alta tasa de demanda y la baja tasa de oferta de los empleos. Los sueldos son mal pagados, los puestos competidos, las prestaciones son bajas y las compañías son abusivas en cuanto a sus políticas de reclutamiento. La falta de empleo puede generar ansiedad, depresión, estrés y otros problemas psicológicos como baja auto estima.
  7. Presiones sociales excesivas: en ninguna otra época se ha presionado más a los jóvenes a “ser alguien en la vida” como lo es en el siglo XXI. Es la era de la información y todos están enterados al momento, al día de lo que pasa en tu vida, inclusive antes de que tu mismo lo sepas. La realidad es que hoy en día, los jóvenes padecen la más alta cantidad de estrés sobre presiones que antes realmente no existían, tales como, tener éxito, ser el mejor en la profesión, tener un alto puesto ejecutivo, ser un empresario, etc.
  8. Falta de una relación con Dios: muchos jóvenes pueden ser de familias religiosas, pero ellos no creen en lo que sus padres creen. Muchos jóvenes practican la “espiritualidad” o viven enganchados a una filosofía, pero realmente no tienen una relación personal con Dios. En un estudio que hice durante la universidad sobre las creencias de los jóvenes, más del 60% de los encuestados, tenían respuestas incongruentes en cuanto a sus creencias personales, eso quiere decir, que los jóvenes literalmente no saben en lo que creen, sólo andan por ahí flotando por la vida.
  9. Adicción a las Redes Sociales por aprobación: siempre el joven lo primero que busca es la identidad y la aceptación, debido a esto, muchos jóvenes se pasan la vida publicando todos los días para llamar la atención o para quedar bien con sus amigos, no está mal subir fotos de vez en cuando y si eres fotógrafo o fotógrafa ¡qué más! es tu profesión, pero hay gente que sólo sube fotos de sus fiestas, de sus parejas, de ellos mismos en todas partes, inclusive en el baño, etc. todo con el fin de ser aceptados. Un principio importante a recordar es: si publicas todo lo que haces, quitas a otros una razón para verte.

¿Te gustó este artículo? También necesitas leer:

Referencias:

About
Me preguntaron de mi vida...y les hablé de ti.

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search