9 Razones para Confiar en la Biblia

He recibido críticas en algunos artículos donde cito la Biblia, sobre lo “inexacto” que es ese libro o sobre lo “poco confiable” o sobre que la Biblia es un libro de “religión”, etc. Aunque el creyente promedio cree simplemente por fe, también estamos los que cuestionamos al estilo de Sócrates las cosas y por eso quiero compartirte estos datos que respaldan el por qué puedo confiar en la Biblia.

¿Existen razones para confiar en la Biblia?

confiar en la Biblia

Aunque existe incontable evidencia que respalda la confiabilidad de la Biblia, citaré algunos datos de los que más me han gustado en las siguientes esferas: pruebas de evidencia bibliográficas, pruebas de evidencia internas y pruebas de evidencia externas. Ahora, es sumamente importante tomar en cuenta esta evidencia, porque la Biblia es el único libro que puede responder nuestras preguntas existenciales y satisfacer nuestras necesidades espirituales como humanos, bien dice la frase: “Si sabes de donde vienes, sabes a donde vas.” Así es que comencemos a citar la evidencia:

  • En el antiguo testamento se dice 400 veces la frase: “Esto es lo que dice el Señor.” Refiriéndose directamente a lo que Dios habló o quiso comunicarnos.
  • Una de las referencias más importantes es el testimonio del mismo Jesús, ya que él estudiaba y aprobaba las escrituras del antiguo testamento, a demás él nos confirma que Dios muestra la verdad: “El espíritu les mostrará la verdad…”(Juan 16:13 RV1960)
  • Otra referencia sumamente importante es la de Pablo, conocido previamente como Saulo de Tarso, que se dedicaba a matar cristianos. Su cambio fue tan radical y tan impactante que se esparció rápidamente su testimonio a través de Asia y Europa. “No con palabras que enseña la sabiduría humana sino con las que enseña el Espíritu…” (1 Corintios 2:13 NVI)
  • Pedro, uno de los testigos oculares de Jesús, discípulo y uno de sus fieles seguidores hasta la muerte nos cita lo siguiente: “No mitos inventados, sino fuimos testigos.” (2 Pedro 1:16 RV1960)
  • Por supuesto que no puede faltar Juan, otro de los testigos oculares de Jesús. “Les anunciamos lo que hemos visto y oído.” (1 Juan 1:3 NVI)
  • En cuestiones de solidez interna, la Biblia fue escrita por unos 40 autores en distintos tiempos y épocas, algunos de ellos no se conocían, sin embargo la Biblia no contiene contradicción alguna. Nuestros autores están de acuerdo que Dios fue quien la inspiró: “Toda la escritura es inspirada por Dios…” (2 Timoteo 3:16 RV1960). La palabra «inspirada» viene del griego «theopneustos», la cual literalmente significa “Respirada por Dios”, es decir, que salió de la boca de Dios. El conjunto de letras es una perfecta armonía entre el autor humano y el autor que fue Dios.

¿Cómo nos llegó la Biblia?

“Sobre todo, tienen que entender que ninguna profecía de la Escritura jamás surgió de la comprensión personal de los profetas, ni por iniciativa humana. Al contrario, fue el Espíritu Santo quien impulsó a los profetas y ellos hablaron por parte de Dios.” (2 Pedro 1:20-21 NTV)

  1. El Espíritu de Dios los inspiro a hablar y escribir estas cosas.
  2. Cada uno habló en su propia lengua, a su propio estilo, de sus dones y sus culturas.
  3. El Espíritu tuvo autoridad en la elección de lo que iban a decir y a escribir para que registraran exactamente lo que Dios quería decir.
  4. Por lo tanto la Biblia es una armonía perfecta entre la mente del escritor y la soberana dirección de Dios.

¿Cómo nos llegó la Biblia a través de la Historia?

  1. Antes del año 1,500 a.C. las historias se transmitían fielmente a través de la tradición oral. Cada familia se dedicaba a transmitir a la siguiente generación lo contado por los profetas.
  2. —Los primeros escritos aparecen entre el 1500-400 a.C. y se hacían en barro, piedra y cuero.
  3. Los escribas tuvieron la custodia de estos escritos hasta la llegada de Cristo.
  4. —El Nuevo Testamento y sus escritos aparecieron entre el 45-100 d.C. El NT se escribió y copiaba en papiros en la iglesia primitiva.
  5. —La Biblia copiada en pieles de buena calidad, aproximadamente del 300 al 1400 d.C.
  6. Publicada por primera vez en la imprenta de Gutenberg en 1477.
  7. En ningún momento de la historia se perdió la fidelidad del mensaje y a continuación cito la evidencia corroborativa de esto.

¿De donde vienen las traducciones o las diferentes versiones de la Biblia?

  • Todas provienen de la misma fuente, de las copias de los manuscritos en Griego, Hebreo y Arameo. Es decir, directamente de los testigos oculares de los hechos reales y de las escrituras que guardaba el pueblo Judío.
  • Ninguna Biblia es traducida de una fuente que no provenga los manuscritos. Todas las Biblias no importando el idioma, coinciden en los testimonios de los evangelios, en los hechos históricos y en consistencia interna.

¿Qué tan confiable son esos manuscritos?

Sobre la precisión de la escritura en el Antiguo Testamento:

  1. Como en todos los tiempos, también allá atrás existían falsos profetas y profetas que eran realmente enviados por Dios. El pueblo Judío estuvo consciente de esto y el método de filtro fue que solamente guardaban los textos de los profetas cuyas profecías llegaban a cumplirse. Un ejemplo claro de esto es Isaías, quien profetizó la caída de Israel bajo el imperio Persa unos 70 años antes de los eventos. Isaías era considerado una autoridad por lo tanto sus textos trascendían.
  2. El texto del Antiguo Testamento era copiado por escribas, los sopherim, copiados a mano, y hacían una revisión contando el número de letras del Tora. Si existía 1 sólo error dentro de la revisión hecha por ellos, volvían a escribir el manuscrito completo.
  3. Los masoretas tuvieron la custodia entre el 500 y el 1000 d.C. y ellos también contaban los versículos, palabras y letras de sus copias.
  4. Del Siglo XVI al siglo XIX se usaron los textos copiados directamente de los manuscritos originales del pueblo Judío.
  5. En 1947 se encontraron cerca de 900 rollos con manuscritos originales que datan de entre el 250 a.C. y el 70 a.C. del pueblo Qumran. Esos manuscritos coinciden perfectamente con nuestras Biblias actuales, lo cual confirma la precisión y exactitud de los escribas.
  6. Si nos basamos en los datos anteriores, podemos estar seguros de que lo que leemos hoy en día, es exactamente lo mismo que se leía hace 3,000 años del Antiguo Testamento.

Sobre la precisión de la escritura en el Nuevo Testamento:

  1. La tradición oral era sumamente importante porque en los primeros siglos poca gente sabía escribir o tenían acceso a la escritura. Desde unos 3,000 años a.C. se usaba ésta tradición porque no había otra forma de comunicar información a las siguientes generaciones, por lo tanto para ellos no era ningún juego el transmitir información de forma oral, sino todo lo contrario, era una tradición sagrada, no importaba si se trataba de información familiar, conocimiento científico o hechos históricos. ¿cómo podías conocer a tus antepasados o sus logros si no era a través de historias? Ellos no jugaban con esos hechos, por lo tanto no existe la posibilidad de que hubiera un “teléfono descompuesto.”
  2. Existen alrededor de unas 20,000 copias de los manuscritos de las cartas y los testimonios por los apóstoles escritos entre el 60 y 100 d.C. Estos testimonios son sumamente importantes porque fueron testigos oculares de los hechos de la vida de Jesús.
  3. Los datos de los historiados más importantes de la época confirman la veracidad de los testimonios. (Más adelante los cito)
  4. El Nuevo Testamento fue escrito en griego y en arameo por gente que estaba educada.

En 1979 Charles Templeton escribió una novela en la que expresaba lo siguiente:

“La iglesia cristiana funda sus alegaciones en las enseñanzas de un joven judío desconocido con pretensiones mesiánicas que, admitámoslo, no dejó mucha huella en su tiempo. No hay ni una palabra acerca de él en la historia secular. Ni una. No hay mención de él por parte de los romanos. Ni siquiera una referencia por parte de Josefo.”

Las referencias externas a los evangelios sobre los hechos del Nuevo Testamento:

  • Flavio Josefo fue un historiador muy importante de su siglo, de hecho podría considerarse el más importante, nació en el 37 d.C. y escribió la mayor parte de sus obras a finales en ese mismo siglo. Era un sacerdote, un fariseo y era algo ególatra. Su obra más ambiciosa se llamó Antigüedades Judías. Josefo tenía un desprecio total hacia sus hermanos judíos pero se volvió muy popular entre los cristianos porque en sus escritos hacía referencia a Santiago, el hermano de Jesús y al propio Jesús. En su obra Antigüedades, describe como un sumo sacerdote llamado Ananías se aprovechó de la muerte del gobernador romano Festo (mencionado en el libro de Hechos y los Hebreos) para matar a Santiago.

Aquí está el texto extraído de Antigüedades de Josefo: “Convocó a una reunión del Sanedrín y trajo ante él a un hombre llamado Santiago, el hermano de Jesús, llamado el Cristo, y a otros más. Los acusó de haber transgredido la ley y los entregó para ser apedreados.”

  • También Josefo escribió una sección completa sobre Jesús en Testimonium Flavianum, en la cual dice:

“En aquel tiempo vivió Jesús, un hombre sabio, si en verdad uno debe llamarlo hombre. Por cuanto fue alguien que llevó a cabo obras sorprendentes y maestro de aquellos que aceptan la verdad con gusto. Ganó a muchos judíos y a muchos de los griegos. Era el Cristo. Cuando Pilatos, luego de haber escuchado las acusaciones en su contra por parte de hombres en eminencia de entre nosotros, lo condenó a ser crucificado, aquellos que en principio lo habían amado no renunciaron a su afecto por él. Al tercer día se les apareció restaurado a la vida, por cuanto los profetas de Dios habían profetizado esta y muchas otras maravillas acerca de él. Y la tribu de cristianos, que de él toman su nombre, hasta este día no ha desaparecido.”

  • Tácito, otro importante historiador del tiempo de los hechos de los evangelios registró lo que pudiera ser la referencia más importante a Jesús fuera del Nuevo Testamento. En el año 115 d.C. menciona en forma explícita que Nerón persiguió a los cristianos como chivos expiatorios para desviar las sospechas de sí mismo por el gran incendio que devastó a Roma en el 64 d.C.

Referencia de Tácito: “Nerón le echó la culpa e infligió las torturas más agudas a una clase odiada por sus abominaciones, llamada cristianos por el populacho. Cristo, de quien deriva el origen del nombre, sufrió el castigo máximo durante el reino de Tiberio de manos de uno de nuestros procuradores, Poncio Pilatos, y una superstición muy dañina, habiéndose controlado el momento de esa manera, resurgió no sólo en Judea, la primera fuente del mal, sino incluso en Roma…En consecuencia, se realizó el arresto en principio de cualquiera que se declarara culpable: después, según su declaración, una inmensa multitud fue condenada, no tanto por el delito de incendiar la ciudad, sino por su odio contra la humanidad.”

  • Lo más importante de este escrito es el siguiente: la crucifixión era el destino más abominable que a alguien le pudiera tocar, y el hecho de que hubiera un movimiento basado en un hombre crucificado tiene que explicarse de alguna manera. ¿Por qué habría un movimiento a partir de un hombre que sufre una muerte repudiada por todos? ¿Por qué escribirían con respecto a la muerte de un hombre repudiado por la sociedad y la ley con nula importancia? Recordemos que en ese tiempo, sólo se acostumbraba registrar «los hechos más trascendentales de la historia» y no solamente registrar la historia como se acostumbra hoy en día. La única respuesta a esto es la resurrección. Los hechos confirman que este hombre que murió en la cruz, también resucitó, tal y como fielmente lo transmiten los evangelios.
  • Otra referencia importante a demás de la de Josefo y Tácito es la de Julio Africano en el año 221 d.C. el cual cita a un historiador llamado Tallo del siglo I, el cual hace referencia a la oscuridad mencionada en los evangelios después de la crucifixión, ellos la describieron como un eclipse de sol.

Otros autores que confirman los hechos de los evangelios (Nuevo Testamento):

  • Eusebio el historiador (130 d.C.): Tenía documentos de Papías, arzobispo de Heriápolis, donde mencionaba a Juan el apóstol y de cómo Pedro había dictado a Marcos la vida del Señor Jesús.
  • Irineo, Obispo de León (180 d.C.): Discípulo de Policarpo que fue discípulo de Juan. Dio testimonio de que Mateo que escribió el evangelio a los Judíos y de que Pedro y Pablo predicaban en Roma.
  • Los Hechos de los Apóstoles: libro considerado de tipo histórico debido a que los relatos se basan en lugares, personas y sitios específicos que se han encontrado a través de hallazgos arqueológicos y geográficos.

¿Por qué 66 libros?

  • › Los judíos tenían la autoridad, pues los escribas eran quienes cuidaban las escrituras. Nunca consideraron los libros apócrifos (deuterocananónicos) como libros de orden divino.
  • › Josefo nunca las aceptó ni los citó como libros de autoridad divina.
  • › Ninguno de los discípulos o los apóstoles citaron los libros apócrifos (deuterocananónicos).
  • › No aparecen en ninguno de los credos como libros de autoridad divina en la iglesia primitiva.
  • › Jesús nunca hizo referencia a estos libros deuterocananónicos en ninguna de sus enseñanzas.

Algunas personas creen que no se puede confiar en un libro como la Biblia por la antigüedad que tiene o simplemente porque proviene de copias de manuscritos de un pueblo muy antiguo. Sin embargo, el no aceptar la confiabilidad de la Biblia a través de referencias de manuscritos se vuelve una necedad si aceptamos la autoridad de otros libros antiguos que provienen de manuscritos.

Esto abre la posibilidad de 2 preguntas: ¿Cómo puedo confiar en copias que vienen de copias? A demás, cuando se habla de un gran número de manuscritos, ¿Como se contrasta esto con otros libros antiguos que de rutina los eruditos aceptan como confiables?

  • Primeramente existen numerosas evidencias de que las copias de los manuscritos del NT vienen de diferentes aéreas geográficas, y es lógico pensar, que al compararlas, deben alcanzar un nivel alto de coincidencia, y de ser así, la única forma en que concordarían sería remontarlas genealógicamente en un árbol que representa la descendencia de los manuscritos, de tal forma nos hemos dado cuenta que todas las copias remontan de los escritos originales y son confiables.
  • Ahora, consideren el libro de Tácito por ejemplo, el historiador romano que escribió Añales de la Roma imperial alrededor del 116 d.C. de sus primeros seis libros existen hoy en un solo manuscrito, y fue copiado alrededor del 850 d.C. Los libros del once al 16 están en otro manuscrito que data del siglo XVI. Así que hay gran brecha entre el momento en que Tácito recopiló su información y la escribió y los únicos ejemplares en existencia, casi 700 años de diferencia.
  • Con respecto a Josefo historiador del siglo I, tenemos 9 manuscritos griegos de su obra La Guerra Judía. Y estos ejemplares se escribieron en los siglos X, XI, y XII. Hay una traducción al latín del siglo IV. Esto fue casi 600 años después del original.
  • En comparación se han catalogado más de 5 mil manuscritos griegos del NT, con una diferencia de no más de 100 años entre los originales y las copias de los manuscritos, eso quiere decir que la Biblia es el libro con más respaldos de manuscritos antiguos y con menos brecha entre los originales y las copias, por lo tanto el libro más confiable de historia que existe.

Si el Nuevo Testamento es el libro con más respaldos de manuscritos antiguos, ¿Quién está en segundo lugar?

  • Después del NT, la mayor cantidad de testimonios manuscritos es de la Ilíada de Homero, mejor conocida como la biblia de los griegos, hay menos de 650 manuscritos, algunos son bastante fragmentados, y llegaron del siglo II y III d.C. cuando se considera que Homero compuso su obra épica alrededor del 800 a.C. con una brecha de casi 1000 años.

Según la evidencia que tenemos con respecto, podemos considerar que es un libro divino, para poder concluir este artículo sobre la Biblia Sagrada.

9 Razones para Confiar en la Biblia

  1. Su precisión lo demuestra.
  2. Su unidad la soporta.
  3. Las mentes brillantes la aprueban.
  4. La naturaleza humana la necesita.
  5. Nuestro Salvador la enseñaba.
  6. La revelación lo confirma.
  7. Las afirmaciones lo demandan.
  8. El carácter de Dios la cuida.
  9. Nuestra experiencia personal lo ilustra.

Otros artículos que te van a interesar sobre la Biblia:

Referencias:

  • McDowell, Josh (2004), Nueva Evidencia que Demanda un Veredicto, Colombia, Editorial Mundo Hispano
  • RW Research (2009), Cómo nos llego la Biblia, B&H Español, Nashville, Rose & Bristor Publishing
  • Jones Paul, Thimothy (2007), ¿Por qué puedo confiar en la Biblia?, B&H Español, Nashville, Rose & Bristor Publishing
  • Strobel, Lee (2000), El caso de Cristo, una investigación exhaustiva, Editorial Vida, EUA, pp. 336
  • A. Whealey (2008), The Testimonium Flavianum in Syriac and ArabicNew Testament Studies 54.4, págs. 571–590.
  • Flavio, Josefo (2002). Antigüedades judías. Madrid: Akal Clásica, 2 vols.

9 Razones para Confiar en la Biblia *Todos los derechos de Autor* Toma tus Notas 2014

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search